¿Ser o no ser vegetariano?

Por Inés Saavedra

Durante muchos años y en diversos grupos sociales ha existido el dilema: ser o no ser vegetariano.

© www.reeditor.com
© http://www.reeditor.com

En algunos lugares del mundo, ser vegetariano es una tradición, una obligación moral o religiosa, o una consecuencia de las circunstancias geográficas. Para nosotros, occidentales, ser vegetariano es una elección que puede ser muy saludable, pero se debe poner especial atención a la dieta para que no nos haga falta ningún nutriente.

Ser vegetariano

Existen muchas razones para ser vegetariano, motivos que van desde creencias religiosas, concepciones ideológicas, cuestiones de salud y ecología, hasta el amor por los animales.

Se ha comprobado que un vegetariano tiene menos riesgo de sufrir obesidad, dislipidemia (aumento de grasa en la sangre) o cáncer de colon. Elegir este tipo de alimentación no sólo es más saludable, sino que también más económico, de manera que una persona puede incrementar su calidad de vida en poco tiempo. Pero el cambio no es tan sencillo, hay que poner mucha atención a lo que uno come, cómo lo come y con qué lo combina; es fácil perder nutrientes al cambiar radicalmente las prácticas alimentarias.

Una persona puede ser vegetariana y gozar de un perfecto estado de salud, un claro ejemplo son las culturas orientales, como la India, que practican el vegetarianismo durante toda su vida sin que esto tenga repercusiones en la salud. En el mundo occidental, es un poco más difícil serlo pues la mayoría de la gente come carne; tanto en casas, como en reuniones y restaurantes, puede ser difícil encontrar opciones vegetarianas y sabrosas, aunque cada vez existe una apertura mayor a ofrecer alternativas con menos carnes rojas.

Actualmente existen muchas variedades de vegetarianismo, una de ellas, (quizá la más popular en los países occidentales) es el ovo-fisio-lacto-vegetarianismo, eso quiere decir que se consumen huevos, pescado y lácteos. El pescado y el huevo son dos fuentes excelentes de proteína y vitaminas del complejo B, por lo que esta forma de vegetarianismo es una alternativa equilibrada, accesible y fácil de seguir.

Un vegetariano estricto no come ningún tipo de carne, ni siquiera pescados o mariscos. Los veganos van más allá, pues no consumen ningún tipo de derivados, ni siquiera miel, pues dicen que es producto del trabajo y el alimento de las abejas. El vegetarianismo extremo y desinformado no es saludable, puede provocar anemia por la falta de hierro y vitaminas del complejo B, falta de minerales y falta de calcio, sin mencionar el bajo consumo de proteínas que el cuerpo necesita.

Mango_salad1_largeSi eres vegetariano, no olvides incluir en tu dieta muchas leguminosas (lentejas, frijoles, garbanzos, soya o habas) ya que éstas tienen un importante contenido de proteínas que se potencian cuando se combinan con cereales, como el arrroz, el trigo, la quinoa o el maíz.

A veces creemos que un vegetariano sólo come lechuga, pero si abrimos nuestra perspectiva, encontraremos una gama de ingredientes muy amplia en cuanto a variedad y sabor: nueces, semillas, miel, lácteos, frutas, verduras, pastas, frutos secos, cereales y leguminosas.

Una dieta vegetariana no tiene que ser aburrida, puede ser creativa y deliciosa.

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s