La carne vs. el medio ambiente

El consumo de carne produce gran cantidad de emisiones de CO2 si se compara con otros alimentos. La ternera es la carne con mayor impacto. Scientific American analiza información de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) de la ONU sobre el uso de energía en la producción de alimentos.

Esta nota es traída a ti gracias a El Fanzine

Veamos los resultados. Para producir carne de ternera se emiten 15 veces más emisiones ambientales que para el pollo, o 57 veces más que para las papas. Comer un bistec produce tanto dióxido de carbono como conducir un coche unos 18km de distancia, teniendo en cuenta la energía utilizada para criar el ganado y llevarnos la carne hasta nuestra mesa. La FAO estima que actualmente entre el 14% y el 22% de las emisiones humanas de CO2 tienen su origen en la producción de carne. Si contamos también las emisiones de otros gases de efecto invernadero como metano u óxido nitroso, la ganadería contribuye más al cambio climático que la industria o el transporte. Demos gracias a que sólo el 30% de la población de India come carne regularmente, si no sería bastante más. En India viven el 70% de los vegetarianos del planeta, donde está muy extendida esta práctica por razones económicas y religiosas.

TB-carne

Este cálculo de la huella de carbono de nuestra comida, similar al concepto de la huella ecológica donde sólo se calculan las cantidades de CO2 que se liberan a la atmósfera, tiene en cuenta los combustibles, energía y fertilizantes usados para cultivar el forraje de los animales, crianza, matanza, procesado y transporte. No estamos contemplando el consumo de agua ni las terribles consecuencias del uso insostenible de suelo para el ganado vacuno. Este impacto negativo aumenta cuando se deja de lado la ganadería tradicional, más cercana y menos industrial, por la imposición del comercio intercontinental de carne.

TB-carneCon un consumo mundial creciente de carne de vacuno esto todavía irá a más. La dieta occidental contiene demasiada carne, parece que una comida sin ningún cárnico no es una comida, y eso está teniendo consecuencias en la salud pública y en la del planeta. Siempre se ha dicho que ser vegetariano es un gesto amable para el planeta, pero siempre podemos plantearnos reducir nuestro consumo de carne y tener una dieta más sana y baja en carbono para la atmósfera. Nunca es tarde y con la deliciosa oferta de comida que existen hoy, nunca ha sido más fácil.

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s