Cinco datos impactantes sobre el desperdicio de comida

©Allan Baxter/Getty Images
©Allan Baxter/Getty Images

Mientras que millones de personas en el mundo sufren de hambre y desnutrición, en México se desperdician diariamente 30,000 toneladas de alimento.

1. Se necesitan diez calorías de energía combustible para producir una caloría de alimento (para la producción de carne esta cifra es aún mayor), esto quiere decir que el desperdicio de comida es una pesadilla ambiental en muchos sentidos. Implica una gran cantidad de recursos perdidos, tanto de materia prima como de combustibles, y un impacto negativo en el ecosistema que se relaciona directamente con el calentamiento global. Tan solo en Estados Unidos, la comida representa 33 millones de toneladas de basura en los rellenos sanitarios las cuales, al descomponerse, producen el 25% del gas metano de este país.

2. Gracias a los “estándares de belleza” impuestos por los supermercados en la actualidad, cerca de la mitad de las frutas y verduras que se cosechan en el mundo se desperdician por no ser consideradas aptas para la venta en mercados y tiendas de autoservicio.

3. Tirar comida a la basura no sólo implica una enorme pérdida de recursos, sino que significa una gran pérdida económica también. Se calcula que 165 mil millones de dólares es el costo anual que representa el desperdicio de alimentos tanto en países industrializados como en aquellos en vías de desarrollo. ¿No sería mejor invertir ese dinero en servicios de salud o escuelas?

4. Es un problema que se da en cada sector de la industria de alimentos. En países subdesarrollados, el problema es principalmente en el campo, donde la falta de infraestructura y herramientas adecuadas para la transportación y almacenamiento de las cosechas resultan en una gran cantidad de merma. Por otra parte, los países industrializados tienen el equipo necesario para la producción eficiente de alimentos, pero los hábitos de consumo son sumamente nocivos.

5. La fecha de caducidad de los alimentos la establece un grupo de expertos en evaluación sensorial, quienes determinan el número de días en los que el alimento conserva sus características organolépticas sin ninguna variación, esto no quiere decir que el alimento, después de la fecha indicada en el empaque, ya no sea apta para el consumo, simplemente quiere decir que su sabor u olor es ligeramente distinto al original. En otras palabras, no confíes en las etiquetas, confía en tus sentidos (especialmente en el sentido común)

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

3 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s