Amélie y los pequeños placeres de la vida.

Cuando en 1881, Auguste Renoir pinta “Le déjeuner des canotiers”, no puede imaginar que en 1895 los hermanos Lumière crearían uno de los más grandes inventos de la historia, el cine, y que, en 2001, su pintura tendría un papel protagónico en la deliciosa e irresistible “Le fabuleux destin d’Amélie Poulain”.

Por Analhi Aguirre

©Miramax

Desde pequeña, Amélie es diferente. Su soledad y aislamiento la llevan a buscar excusas para conectarse. Así, encuentra una caja llena de recuerdos de un desconocido e intenta encontrarlo en el medio de París, hasta que su vecino Raymond Dufayel, le aclara que ella se ha equivocado de apellido: Dominique Bretaudeau, no Bretaudeau. A partir de aquí, ella y l’homme de verre comienzan una amistad que tiene vino caliente de por medio, una bebida típica de ciertos países europeos con bajas temperaturas, aunque también muy usual en Montreal, Canadá, y unas galletitas con especias, tradicionales de los Países Bajos, como Bélgica.

En este film hay muchos pasajes comestibles: las bolsas de granos, la crème brulée, las escenas en el café Les Deux Moulins, las comidas con el papá de Amélie, el mercado donde Dominique Bretaudeau compra su pollo, la verdulería donde trabaja Lucien y los productos que le lleva a Dufayel o cuando la joven cocina su pastel de ciruelas… Sin embargo, existe una secuencia entrañable, que hasta huele a calor de hogar: cuando Raymond invita a Amélie: “Un petit vin chaud avec des Spéculos!”. El convite acompaña las disculpas del pintor por haber hablado de la joven del cuadro de Renoir como una cobarde que no se atreve a aprovechar una oportunidad. Por supuesto, la fille au verre d’eau es Amélie, retratada en medio del almuerzo de los remeros. Un bodegón sobre un mantel blanco pintado en el s. XIX se convierte en una caja china: Amélie dentro del cuadro, el cuadro dentro de la película. El momento en que la protagonista mete las galletas con especias dentro del vaso con vino es un deleite total, una manera de hacernos participar de los placeres simples de la cocina y un instante absolutamente saboreable que sólo sucede en el celuloide.

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s