Si no tiene malta, no le llames malteada

Eugenio Palmeiro es la mente detrás de los famosos Helados Palmeiro del mercado de Medellín en la Ciudad de México. Él nació en Cuba, sin embargo, realizó sus estudios en San Petersburgo, donde obtuvo una maestría en Ciencias Químicas y después se convirtió en biólogo molecular. Más tarde regresó a su país natal, donde se dedicó a hacer investigaciones sobre el virus del papiloma humano, VIH y otras enfermedades a nivel genético. ¿Quién iba a decir que años más tarde terminaría siendo propietario de una de las heladerías más auténticas del D.F.?

Por Fernanda de la Torre
TB-malteadaEn el año 2000, Eugenio llegó a México en medio del turbulento clima político próximo a las elecciones presidenciales. A su llegada hubo un intento de trabajo con el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias, pero éste no se concretó y dos años más tarde entró a trabajar en un laboratorio de análisis clínicos. En el tiempo que llevaba en México no había podido encontrar helados que le recordaran a los helados Coppelia que lo transportan a su infancia en La Habana. Fue así que, en el 2004, compró una heladera pequeña y comenzó a hacer sus primeros experimentos. Sus amplios conocimientos de química hicieron que fuera más fácil para él encontrar la receta para el helado perfecto. Para este entonces, su producción era casera y no tenía ninguna intención de comercializarlos. Al poco tiempo, cuando aún trabajaba en el laboratorio, comenzó a venderlos en la colonia Roma hasta que un día, lo que empezó como un hobbie para saciar sus antojos, se convirtió en un trabajo de tiempo completo.

Actualmente lleva ya seis años vendiendo sus helados y malteadas en el local 507 del mercado de Medellín, de donde es un ícono gastronómico. Pero, ¿qué es eso que diferencia su producto del resto? Bueno, primero que nada, la crema de leche. En palabras de Eugenio, para que un helado sea bueno, éste debe estar elaborado a base de crema de leche. “Puedes hacer helado de leche o de crema vegetal, pero la textura que da la crema de leche no lo da ningún otro ingrediente”. Además de esto, él también elabora sus propios concentrados a partir de fruta natural y no utiliza ningún tipo de conservadores artificiales. No es un hombre de medias tintas, él crea todos sus productos desde cero utilizando ingredientes de la más alta calidad.

TB-malteada
Malteada de cereza con helado de galletas María

Otra cosa que distingue a Helados Palmeiro son sus malteadas. Él es de las pocas personas en la ciudad que aún preparan estas espesas y deliciosas bebidas como Dios manda…es decir, con cebada malteada (de ahí el nombre).

Hoy en día se han puesto muy de moda en los restaurantes de la ciudad; las hay de sabores tan tradicionales como vainilla y chocolate, algunas más disparatadas como de aguacate, incluso otras se preparan con alcohol, sin embargo, su base suele ser helado de algún sabor, un poco de leche y el resto de los ingredientes que se le quieran agregar, pero no tienen ese aroma de cereal fermentado característico de la malta.

La leche malteada fue inventada en 1873 por los hermanos Horlicks como un suplemento alimenticio para niños, sin embargo, su uso se popularizó en las fuentes de sodas americanas a partir de la década de 1920 hasta convertirse en todo un clásico. Ésta se elabora a partir de una mezcla de leche en polvo, cebada malteada y harina de trigo. Tres ingredientes fáciles de conseguir y que dan un sabor, aroma y textura únicos a lo que de otro modo debería ser llamado batido.

Seguramente este dato llegó como toda una revelación para muchos de quienes leen esta nota y ahora quieren correr a probar una malteada hecha y derecha, así que si están cerca de la colonia Roma en la Ciudad de México, no duden en pasar a saludar a Eugenio y pedirle que les prepare una de sus especialidades. Si nos leen desde alguna otra parte del mundo, platíquennos si en su ciudad todavía preparan malteadas con extracto de malta y cuáles son los sabores más populares.

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

2 thoughts

  1. Por fin alguien me aclara por qué las malteadas de hoy no saben como las malteadas de mi infancia. En las recetas de malteadas NUNCA incluyen lo de la malta y por eso pensé que yo estaba delirando cuando buscaba ese sabor característico en las malteadas modernas.
    En Colombia, creo que actualmente no existe un establecimiento que prepare malteada con malta. En todas partes venden helado batido y lo llaman “Leche Malteada”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s