Langostas insípidas y pasos de baile

Flashdance (1983) es una de esas películas que siempre recordamos. Y no es porque sea una obra de arte ni mucho menos. La cuestión es que lo inolvidable es la chica del film con sus “atrevidas” y picantes actitudes, incluso en los restaurantes lujosos del este de Pittsburgh.

Por Analhi Aguirre

Desde el punto de vista cinematográfico, esta historia responde a todos los clichés habidos y por haber para hacer un éxito de taquilla. Sin embargo, hay un ingrediente que excede todo esto y que no es para nada un lugar común en aquellos tempranos ochentas: una joven de 18 años baila de noche y es soldadora de día, no le importa trabajar en una fábrica de acero, enamorarse de su jefe y vestirse de manera ambigua. Casi al final de la cinta, ella y su novio van a una cena romántica a un sitio donde poca gente puede ir, debido al elevado costo del menú. Allí: Alex disfruta de una langosta frente a su enamorado, le dice que es “horrible”, mientras lo deduce desfachatadamente. Aunque hoy esto suene bien normal, en esa época, las mujeres recién estaban saliendo de sus ganas de mostrarse sensuales, sexuales y comestibles. PD: Por supuesto, la banda de sonido es una de las mejores de la historia del cine pop y más allá.

 

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

One thought

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s