El chocolate como fuente de serotonina: La felicidad no viene en trocitos

¿Aman ustedes el chocolate como lo amo yo? Oscuro, amargo, sedoso, con notas de café y de frutos secos, de almendras y de tabaco… Un torbellino de sensaciones empaquetado en trocitos morenos…

Por Alona Gullbina

Cacao-cocoa-chocolate-barra-alimento-repostería-dulce-postre

Lo percibimos con los cinco sentidos, disfrutando de su textura al romperse; ese ¡crac! difícil y tentador, el sonido crujiente y breve, los más de 1500 componentes de su sabor, su paleta de olores (que varían según sea su origen y la forma en que lo trataron antes de llegar a nuestras manos), soñando cuero, vainilla, flores, enamorándonos con su color y con su brillo perfecto. El chocolate es un poema hecho comida. El vino se haría vinagre si supiera la complejidad de su cata.

Por varias décadas cumplió una injusta condena, por haber sido considerado culpable de muchos males de la humanidad: la caries, la diabetes, el sobrepeso y los problemas hepáticos. Felizmente, ha sido rehabilitado por completo y llevado al pedestal que le corresponde.

El chocolate, o más bien su principal materia prima, el divino cacao, es un alimento rico en grasas vegetales sumamente beneficiosas para favorecer una larga vida, ya que participan en la construcción celular. Contiene diferentes micro y macroelementos y teobromina.

Pero el componente al cual veremos de cerca es el triptófano, un aminoácido que nuestro cuerpo no produce, por lo que tiene que consumirse con la comida.  Este aminoácido es la base sobre la cual nuestro organismo construye la serotonina, la hormona de la felicidad (como la llaman muy a menudo). En realidad, esta molécula cumple varias funciones en nuestro cuerpo, siendo simultáneamente un neurotransmisor y una hormona. Quizá por ello la llaman indistintamente “hormona”.

En el cerebro, cumpliendo el papel de neurotransmisor, la serotonina inhibe y calma la actividad, interviniendo en los centros del sueño, del dolor y de las emociones negativas. Bloquea las señales sensoriales bajas (incluyendo las del dolor), prepara al cerebro para dormir y neutraliza las emociones negativas.

Cosecha de cacao

Los receptores de serotonina se encuentran por todo el cuerpo y de su cantidad, en gran medida, depende nuestra relación con el dolor: Si eres muy sensible al dolor es porque te falta… No, no la serotonina, te faltan sus receptores.

La serotonina, en oposición a la dopamina y a la noradrenalina, no intensifica la actividad de los centros de las emociones positivas, si no que disminuye la actividad de los centros de las negativas. La serotonina, para ser exactos, no nos da la sensación de felicidad, más bien es la sustancia de la paz y la tranquilidad.

Existe la idea bastante popularizada de que, al contener triptófano, el chocolate puede influir sobre nuestro estado de ánimo e, incluso, ayudarnos con la depresión, porque con más triptófano habrá más serotonina. Una lógica indiscutible… pero no es así como funcionan las cosas.

En norma, recibimos el triptófano de los alimentos y nunca tenemos un déficit que pueda afectar nuestro estado de ánimo. Durante el día, consumimos, con las proteínas, unos 2 gramos de triptófano, suficientes para la producción de toda la serotonina necesaria para nuestro funcionamiento normal. Si lo consumimos en forma pura (con suplementos), se puede elevar ligeramente el nivel de serotonina, lo que ayudará a calmar un poco el sistema nervioso central, pero los efectos del consumo alimenticio del triptófano son muy bajos, comparables con el efecto placebo. Por lo tanto, comiendo chocolate no vamos a aumentar el nivel de serotonina ni vamos a resolver el problema de la depresión.

Semillas de cacao

Entonces, me pregunto, ¿acaso es pura imaginación mía que cuando como chocolate, casi de inmediato, empiezo a sentirme con más ánimo, más fuerza y más alegría?… No es mi imaginación, es la pura verdad… Pero la serotonina no tiene nada que ver con este estado. Recordemos que la serotonina nos calma, no nos entusiasma. El efecto estimulante proviene de la sustancia ya mencionada al inicio: la teobromina. Es la versión light de la cafeína, que, por cierto, tambièn está presente en los trocitos seductores, con 230 mg en cada 100 g de chocolate. En combinación, estas dos sustancias (teobromina y cafeína) aseguran nuestra sensación subjetiva de vigor.

Depresión, es el término general usado para nombrar las distorsiones serias en el funcionamiento de los neurotransmisores y del cerebro en general. No las podemos tratar mediante la alimentación, ya que se requiere de una terapia combinatoria monitoreada por un especialista. Pero unos trozos de chocolate siempre serán bienvenidos, porque nos dan, junto con un mejor estado de ánimo, grasas vegetales de alta calidad, potasio, magnesio, hierro y, ¡sorpresa!… proteínas… Esta exquisitez es un super alimento.  

Les dejo un tip: Traten de escoger el más amargo posible, con una cantidad baja de azúcar y no será jamás la razón de sus kilitos extras.

Autor: Mapas Gourmet

Mapas Gourmet es una revista digital de gastronomía, viajes y estilo de vida, que diseña un mapa propio para guiarte en un mágico recorrido por los más "exquisitos" destinos de dentro y fuera de México, donde comer, viajar y vivir son las vivencias a compartir...

17 thoughts

  1. Amaba el pan. El bueno, que no es tan fácil de encontrar. Me volvían loco los buenísimos pasteles, las mejores pizzas. Ahora soy celiaco y se acabó. Y dejé el café para no sufrir un horrible dolor de cabeza por su ausencia casual.
    Pero me queda el chocolate y el bueno no lleva grasa de palma. Una pastilla frecuente me basta para disfrutar pero si algún día se atreven a llamarme para que las tome en la mano y me susurran “quiero ser parte de tí”, las dejaré del mismo modo que dejé al café.

    Le gusta a 1 persona

    1. sí, eso pasa. yo también tenía que decir chao a varias comidas, pero no como en la infancia cuando tenía prohibidas toda una lista de delicias. la comida es una parte de la vida, muy importante y a la vez tan variada que siempre se puede encontrar un suplente 🙂 saludos y gracias por leer

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s