MAPAS GOURMET

Come / Viaja / Vive

MAPAS GOURMET

Breve introducción al café

Por Antonieta Torres

No cabe duda que el café se ha convertido en una parte fundamental de la vida cotidiana en todo el mundo, es decir ¿quién no ha escuchado (o dicho) que no despierta sin café? Hay quien siente que algo le hace falta cuando no se ha tomado su cafecito.

319005_485936324771640_1720507203_n

¿De dónde?

El café tiene su origen de consumo en África, específicamente en Etiopía, de donde pasó a la India y Arabia, muy probablemente por los musulmanes viajeros que se dirigían a la Meca (cabe destacar que éstos caminos de llegada a la Meca fueron importantes rutas comerciales). Se sabe que desde tiempos muy antiguos no se consumía como bebida, sino que la gente masticaba los granos, que los hacían sentir “mejor”, por sus efectos estimulantes. Después de llegar ahí, fueron los holandeses quienes lo comercializaron realmente, logrando que la planta se expandiera con éxito en varias partes de Europa…. el resto es historia, llegó después a América y se adaptó tan bien -como todo lo que trajeron- que existen zonas en donde el cultivo del café es un modo de vida.

La leyenda

Alrededor del descubrimiento del café existen varias leyendas, una de ellas dice que un pastor etíope observó el comportamiento extraño de sus cabras mientras pastaban, mientras brincaban y actuaban un poco locas después de haber comido unos frutos rojos, por lo que el pastor intrigado llevó los frutos a un monasterio llamado Cheodet. Al llegar, los monjes los pusieron a hervir y probaron la infusión, que encontraron tan fea que tiraron los granos al fuego, mientras reconocían un olor tan agradable que los sacaron y prepararon de nuevo una bebida, que entonces les pareció agradable, mucho más cuando vieron que, después de su consumo, oraban con mucha más alegría; entonces el abad le dio al grano el nombre de kaaba, que en árabe quiere decir “piedra preciosa de color café”. Otra leyenda dice que en una ocasión, el Profeta Mahoma se sentía enfermo, entonces el ángel Gabriel le dio la salud con una bebida oscura preparada con “la gran piedra negra de la Kaaba” que hay en la Meca.

Variedades

La palabra café proviene del árabe kaweh que significa fortaleza o vigor, y en el mundo se consumen básicamente 2 variedades -es importante recalcar que como variedades nos referimos en este caso a las botánicas-: Arabica (Coffea Arabica) y Robusta (Coffea Canephora), y de ahí viene un montón de subvariedades, que dependen de las condiciones propias del lugar donde se siembran los cafetos. También existen muchas clases de café según su tamaño, siendo el AA el grano más grande.

En cuanto a características, varían debido a las condiciones en las que se cultiva un café y otro, y también las exigencias en su cultivo: la variedad Arabica tiende a ser más compleja, ya que su cultivo tiene muchas exigencias, a diferencia de la Robusta, que por ser de más fácil manejo y mayor rendimiento, así como por su intensidad y mayor acidez que le da más cuerpo al café, tiende a ser comercializada sobre todo para cafés instantáneos, a pesar de que el 75% de la producción mundial es de Arabica. Esto no quiere decir que una sea mejor que otra, sino que se debe tomar en cuenta el origen y proceso de cada una para reconocer un mejor café.

 

Tal vez te interese:

Lácteos para principiantes

Café para despertar, la vuelta al mundo en diferentes preparaciones de esta bebida

El mundo en una taza

 

 

Compartir este artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.