MAPAS GOURMET

Come / Viaja / Vive

MAPAS GOURMET

Kravitz y el "one night stand" que le robó el corazón

Preparen las consolas de sonido para que no se derritan frente a Lenny… Sí, porque cuando aparece este morocho mega neoyorkino y con sus 50 bien cumplidos, siempre hay que tomar medidas para recibirlo. Y más cuando nos canta, todo triste, arriba de la cocina de su departamento.

Por Analhi Aguirre
lenny“Again” (2000) es para muchos una de las mejores baladas escritas. Podríamos asegurar que, parte de su éxito, tiene que ver con el espectacular y hasta erótico vídeo dirigido por Paul Hunter. Sin embargo, como todo hay que decirlo, el clip musical sale mejor porque tiene como protagonista a un cantante a quien no le importa nada, ni siquiera salir en paños menores mientras reniega de su actual amor y esperando el siguiente. En la letra de la canción hay una especie de Cenicienta. Lenny es un famoso rockero que tiene una relación frívola y poco íntima. Un día, el muchacho – ¿el más sexy del mundo?- va a un restaurante de comida rápida, y así casual, se encuentra con una mesera que atiende a sus clientes, a la vez que él la observa con pasión. Ahora: no nos engañemos. Ella, la “simple” mesera es Teresa Lourenco, una tremenda y explosiva modelo de Trinidad y Tobago.
Como sea, él no llega a tiempo con el “zapatito” y el desencuentro sucede. Por supuesto, escucharemos la canción 10 mil veces para ver cuándo ocurre el milagro y el cuento de hadas se hace realidad. Los 2 imperdibles: los besos sabrosones que se da la pareja y Lenny afligidísimo cantando como un niño regañado sobre su cocina de lujo.

Compartir este artículo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.