MAPAS GOURMET

Come / Viaja / Vive

MAPAS GOURMET

Po’boy: un típico sándwich de Texas

texas

Un po’boy es un sándwich (o también llamado submarino) originario del sureste de los Estados Unidos; de Louisiana, para ser precisos. Este término po’boy es el resultado de la contracción de poor boy (pobre niño) y su historia es un tanto curiosa. La versión más aceptada de ésta dice que los hermanos Martin, ambos conductores de tranvía en Nueva Orleans, durante una huelga de transportistas en 1929 servían emparedados de carne en una baguette (hay que recordar que esta parte de EEUU fue colonia francesa) a aquellos “niños pobres” que estaban en paro laboral. Al poco tiempo éste se convirtió en un platillo popular por ser muy barato y su consumo se extendió por todo el estado.

En la actualidad, puedes encontrar distintas versiones de este ahora clásico americano dependiendo en la región de este país en la que te encuentres. Por ejemplo, en el Golfo, los po’boys de calamares y ostiones fritos, con ese toque de pimienta de cayena y salsa picante, son los más populares. También los hay de pollo, jambalaya y el tradicional roast beef. Sin embargo, si viajas un poco más al oeste y llegas a Texas, lo más probable es que aquello que encuentres entre dos panes sea algún tipo de carne bañada en salsa barbecue.

po'boy

Probablemente en este punto ya estés ansioso del antojo; incluso tal vez ya cotizaste boletos de avión para ir a alguno de estos lugares por uno. Sin embargo, si vives en la Ciudad de México, no tienes que viajar cientos de kilómetros para satisfacer tu antojo.

Po’boys en México

Para eso están Los Po’boys, en la colonia del Valle, en la esquina de avenida Coyoacán y Tlacoquemécatl. Este restaurante que busca recrear una típica BBQ americana y les sale muy bien.

Largas mesas de madera, detalles vaqueros y música country logran la ambientación perfecta para este restaurante cuya cocina se apega a las más estrictas reglas para lograr la excelencia de la haut cuisine tejana: carne cocinada durante aproximadamente 15 horas en hornos que utilizan leña para dar un intenso sabor ahumado que se complementa con la salsa barbecue hecha en casa.

Una mordida de cualquiera de sus especialidades es suficiente para detectar las notas de mesquite en el ahumado de la carne y el sabor agridulce, perfectamente balanceado, del aderezo que las baña.

po'boy

La carta es breve, pero fiel al concepto. En ella encuentras distintos tipos de carne (cerdo, res y pavo) en distintas versiones como costillas, pulled pork y brisket. Se pueden servir tal cual, o como el nombre del lugar lo sugiere, en su versión entre panes.

Guarniciones

Como guarnición, puedes elegir entre elote amarillo, frijoles tejanos (sí, los dulces) o ensalada de col. Y si te quedas con hambre, puedes pedir una de sus famosas papas al horno que se sirven con crema agria (YUMMM), mantequilla, cebollín, queso y tocino. Por cierto, como es de soya, este platillo es perfecto para vegetarianos.

Por si fuera poco, tienes la opción de agregarle alguna de las especialidades del lugar, como la salchicha italiana, ¿o que tal un poco de brisket? No olvides acompañarlo con el tipiquísimo té helado estilo americano o con una de las cervezas artesanales que ofrecen.

Si tienes ganas de perder el control y devorar comida deliciosas cual cavernícola, los últimos jueves de cada mes tienen un all you can eat buffet de costillas BBQ. ¿Necesitan más razones para ir a conocer po’boy?

oo0oo

También te puede interesar

Pizza de jamón serrano y aceitunas negras

Pescado zarandeado, estilo Nayarit

Compartir este artículo

0 comentarios en “Po’boy: un típico sándwich de Texas”

  1. Realmente es delicioso comer ahí, el po’boy de brisket o de pull pork es muy rico. Y el trato del personal y de los dueños hacia los comensales es agradable. Lástima que el trato de los dueños al personal que labora ahí sea tan desagradable y nefasto.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.